Marshmallow Pops. Ideales para cualquier ocasión!

San Valentín está a la vuelta de la esquina, y es una fecha que aunque la tildan de comercial, es ideal para aprovechar y recordar a quiénes queremos lo importante que son en nuestras vidas. Enseñemos a nuestros hijos a expresar sus sentimientos, a ser detallistas y a demostrar su cariño a quienes le rodean- amigos, compañeros de clases, profesores, vecinos etc.

Hoy les comparto cómo hacer los vistosos y deliciosos Marshmallos Pops. Los he hecho últimamente en varias ocasiones para celebrar cumpleaños de mis hijos y de amigas cercanas. Además de ser muy fáciles de hacer, visten cualquier mesa de postres y a los niños les encantan!

Para hacer los Marshmallow Pops, necesitarás:

  • Marshamallows grandes;
  • Sorbetes de colores o palitos para paletas;
  • Funditas plásticas transparentes;
  • Cinta del color que prefieras, según la ocasión;
  • Azúcar blanca;
  • Colorante comestible líquido;
  • Grajeas o similares para decorar;
  • Chocolate para derretir (opcional)

Preparación

En este tipo de actividades el «mis en place» o la organización de todo, es vital. De modo que es preferible tener a mano una lata o envase con profundidad donde puedas ir colocando los marshmallos para secar. También puede ser en un pedazo de foam o de oasis, para pararlos fácilmente. También debes tener un envase por cada color de azúcar que desees usar, y otro para las grajeas. Ten uno con agua de tomar a temperatura ambiente también.

Para teñir el azúcar simplemente, echas gotitas de colorante, según la oscuridad que quieras el color- y mover bien hasta que esté totalmente distribuida en el azúcar blanca.

Introduce cada marshmallow en el sorbete de modo que se sujete bien, sin traspasar el marshmallow. Luego moja el marshmallow en el agua hasta el nivel donde quieras el azúcar. Inmediatamente después introduce el marshmallow en el azúcar de modo que se cubra todo el área. Sacudir un poco para retirar el exceso. Dejar secar un rato.

Luego de que completes todos los marshmallows, introducir en una bolsita plástica y amarrar con un lazo.

Si deseas usar grageas puedes hacer el mismo proceso pero en vez de mojar en agua, lo puedes hacer en chocolate derretido, para que peguen mejor.

También pueden «pintar» los marshmallows con un pincelito y pintura comestible, como los de la foto que hice para el cumple de Sebas de Star Wars. Un truco que me dio mi suegra es mezclar un poco de vodka con la pintura comestible, para que seque rápido. El alcohol se evapora de modo que no hay riesgo en que los niños se lo coman luego! Además es un poquito!

Espero se diviertan y puedan crear lindos marshmallow pops para disfrutar y compartir!  Dejen que sus niños les ayuden, para esta fecha cercana de San Valentín o cualquier otra que se les ocurra. Les recuerdo otras recetas que hemos publicado en el Un día a la Vez, que pueden hacer para estas fechas y compartir con amigos y seres queridos.

Mantecaditos | Brownies

Artículo SiguienteVas fuera de casa por varios días con tu bebé? Tips para empacar.