tips para empacar la ropa de bebé

Vas fuera de casa por varios días con tu bebé? Tips para empacar.

Se acerca el feriado de Semana Santa, y de seguro estás planificando alguna salida en familia. Aprovecho la ocasión para compartir algunos tips que pueden facilitar el proceso de empacar la ropa de bebé.

Para nadie es un secreto que los bebés ocupan muchísimo espacio, por todos los artículos que tenemos para su cuidado. Al pensar en viajar con ellos nos preguntamos, cómo empacaremos todo lo necesario? Qué cosas puedo dejar? Cuáles son imprescindibles llevar?

Después de muchos pleitos con mi esposo, quién siempre entiende que estamos sobre empacando.. les comparto algunos consejos que pueden ayudarte en esta tarea.

  • Por dónde empezar?

Es importante empacar planificando día por dia. Empaca pensando desde el momento de salir de casa hasta llegar. No cometas el error de empezar a «tirar» cosas dentro de un bulto sin estructura alguna, pues siempre te faltarán cosas o llevarás de más. Trata de recrear día por día, que cosas harán, dónde irán y ve empacando en ese mismo orden. Si hay un día de playa, la ropa es distinta a si van a un lugar cerrado- etc. Normalmente un día conlleva dos o tres cambios de ropa, dependiendo de la edad de tu bebé. Luego de empacar la ropita de cada día, pon una o dos pijamas de más, pues pueden ocurrir accidentes, y una que otra ropa adicional. Nunca debe faltar un abriguito por si lo necesitas. Un buen tip es tener dentro del bulto bolsas para ropa sucia, así vas separándolas de una vez.

Es buena idea llevar un «bulto de mano», uno más pequeño que el bulto o maleta que llevará todo lo demás, el cual tendrás contigo en todo momento durante el trayecto al destino final. En el mismo debes empacar lo que creas que necesitarás durante el trayecto. Si vas de fin de semana al interior, y van en vehículo, ten en cuenta la duración del viaje. Hablaremos más adelante de viajes al extranjero.

En ese bulto de mano no debe faltar : una muda de ropa, dos pañales, wipes, una merienda según la edad de tu bebé (o una de sus comidas dependiendo de la hora del viaje y si comió antes de salir… ), agua y un juguete. Siempre llevo también una frazadita y una almohadita pequeña. 

Si se paran el algún lugar antes de llegar al destino final, es mucho más fácil tomar ese bulto pequeño y no empezar a buscar en la maleta o el bulto grande. Igualmente, dentro del vehículo, lo tienes a mano y se te hará todo más fácil.

  • Antes de empacar tengamos claro la duración del viaje y el lugar donde vamos.

Debemos saber antes de empacar qué facilidades hay en el lugar donde vamos. Si puedes elegir, es mucho más recomendable ir a villas, casas o apartamentos cuando tienes bebés en vez de hoteles, ya que el hecho de tener una cocina disponible facilitará mucho tu estadía. Si es necesariamente un hotel, debes informarte qué cosas hay disponibles para tu uso. Así llevas lo necesario y no empacas de más.

Aparte del bulto de la ropa, del cual ya hablamos brevemente, debemos saber qué debemos llevar en cuanto a las demás cosas que necesitamos lo cual va a depender en muchos casos de qué hay disponible donde vayamos. También si viajas con otras personas, que tienen bebés es una gran idea dividirse algunas cosas para no duplicar. Por ejemplo, llevar un solo esterilizador, y otras cosas que se puedan compartir. 

Es importante viajar siendo flexibles, no podemos pretender tener todas las comodidades tal cual tenemos en casa, pues parte del viaje es la aventura. Te irá mejor si eres flexible y dejas pasar algunas cosas… De modo, que negocia contigo misma, y piensa qué cosas, no son imprescindibles y ser creativos ayuda bastante. Por ejemplo, siempre bañaba a los niños dentro  la misma caja plástica que usaba para llevar algunos artículos, y así me ahorraba llevar el bañito, el cuál ocupa muchísimo espacio!

Es bueno averiguar qué facilidades hay en cuanto al lugar donde dormirá el bebé. La mayoría de los hoteles tienen cunas disponibles. Si no, el pack n’ play o corral es fácil de empacar y no toma mucha espacio, y es perfecto para acostar los bebés. Me sirvió para tal propósito hasta que los niños tenían cerca de los dos años de edad. No olvides llevar un mosquitero, el cual puedes empacar dentro del mismo corral.

Averigua si hay farmacias y/o supermercados cercano al lugar donde van. Te ahorrarás mucho espacio si puedes comprar algunas cosas al llegar, tales como: galón de agua potable, pañales desechables (alrededor de tres por día). Si solo llevarás medicinas por precaución y no por que sean parte de algún tratamiento del niño, no es necesario empacarlas si hay una farmacia cercana 24/7. Si no es el caso, es recomendable llevar un botiquín en caso emergencia que contenga por lo menos, termómetro, acetaminofén o similar para fiebres, anti diarreícos, anti alérgicos, un desinfectante, repelente de insectos, crema para golpes, etc.  

  • Cosas que no debes olvidar…

La ropa es lo más fácil y lo menos! Una vez tienes la ropita guardada, empiezas a dar vueltas por la casa y notas que hay cosas del bebé en todas partes.. ha invadido la cocina, el baño, coches, bouncers, etc! Empecemos por la alimentación:

Tengamos una caja plástica con tapa preferiblemente en la cual guardaremos lo relativo a la alimentación del bebé, la cual  dependiendo si estás lactando aún o si ya el bebé come sólidos, en dicha caja debes guardar, según te aplique:

  • biberones, teteras, (en el mercado hay biberones desechables, los cuales puedes desechar una vez usados, y sólo tienes que lavar las teteras. Si el bebé no está en los primeros meses, quizá puedas evitar tener que llevar el esterilizador. En una olla pequeña con agua de tomar y hervida puedes esterilizar las teteras y biberones. Empaca el cepillo de lavar los biberones y un potecito pequeño con el detergente del bebé. Si vas a un lugar donde no hay cocina disponible, entonces el esterilizador será más fácil para ti.
  • un galón de agua potable, para preparar sus comidas y fórmula, el cual como hemos indicado puedes comprar al llegar.
  • En bolsitas tipo zip lock puedes llevar los cereales para las papillas y otras comidas que consuma tu bebé.
  • Si vas por pocos días puedes llevarte compotas caseras congeladas, y calentar en baño maría al momento de consumir. Si no es factible, puedes llevarte compotas compradas, o mejor aún comprarlas al llegar. Asegúrate de que tu bebé haya probado compotas compradas, así sabes que seguro comerá.
  • Un platico, una cucharita y un vasito para el agua.

En cuanto al baño…

En un bultico impermeable o en uno con una bolsa plástica dentro, empaca lo que necesitarás para el baño del bebé. No te lleves los potes completos, pues ocupan mucho espacio. Consigue botellitas plásticas pequeñas, para llevar un poco de shampoo y cualquier otra cosa que necesites. Bien cerradas para evitar derrames. No te empeñes en llevar todas las cremas y aceites etc .Solo lo estrictamente necesario. Si puedes llevar un shampoo/jabón todo en uno, mucho mejor! Si vas de playa, no olvides un protector solar para bebés.

En cuanto a artículos grandes como coches, sillas de comer etc. piensa bien si lo usarás lo suficiente que amerite llevarlo. Usualmente no vale la pena. En cuanto al coche depende mucho de dónde vayas. Hay coches tipo sombrilla que son perfectos para viajar. A veces la misma sillita del carro te sirve para que el bebé duerma mientras estamos en un restaurant o similar. De modo que calcula bien y no lleves cosas de más!

No olvides los misceláneos, como baberos, lo ideal sería uno o dos plásticos, que puedas lavar y re usar. Los venden desechables también. Pañales de tela, medias, pocos zapatos para ahorrar espacio, si usa bobo… y otros. Lo mejor es darte una vuelta por toda la casa y así no se te olvida nada!

Lleva algún juguete pequeño, pero recuerda que estarán en un lugar distinto y habrá muchas cosas que lo van a entretener.

Viajes en el Extranjero

Lo más recomendable en estos casos es averiguar con la línea área las reglas para bultos de mano. Así sabrás qué puedes llevar. Si vas a Estados Unidos, casi todos los restaurantes tienen sillitas para comer y artículos para entretener a los niños. Muchos lugares tienen coches de alquiler y es probable que encuentres  todo lo que necesites en supermercados y farmacias. Revisa especialmente si la leche que toma tu bebé está disponible. Si vas a otro destino, igualmente, investiga qué hay disponible y así sabrás que debes llevarte de aquí.

Espero algunos de estos consejos le sean de utilidad y buen viaje!!!!

Artículo SiguienteTres meses después… volver al trabajo. Tips para ayudarte a sobrepasar esos días de mamá a tiempo completo a mujer de trabajo.