Enseñemos en Navidad…

Aunque nos parezca increíble, ya estamos en Navidad otra vez. El tiempo está pasando demasiado rápido. Recordemos un Artículo que publiqué el año pasado,   relacionado a la Navidad y lo propicio de la época para crear tradiciones familiares https://1diaalavez.com/2014/12/navidad-y-ano-nuevo-momentos-ideales-para-iniciar-tradiciones/

Hoy les comparto en breve líneas algunas actividades para hacer en la Navidad y algunas ideas que pueden implementar en sus familias, solo a modo de ideas, básicamente invitándoles a no desaprovechar esta época tan linda, con tantos mensajes positivos que se relacionan con la misma, para pasar tiempo de calidad con sus hijos y familiares, para enseñar valores y dar gracias por lo afortunados que somos, siempre recordando y teniendo algo que dar a esas personas que tienen menos cosas materiales que nosotros.

Decorar la Casa

Involucra a tus hijos a embellecer la casa, para el nacimiento del niño Jesús; todo debe estar «hermoso» como diría mi Fer de dos años. Todo le parece «hermoso»! Que ayuden a sacar los adornos, a ponerlos en el arbolito. A los míos les encanta decorar su habitación, así que pueden hacer manualidades de navidad, etc. Suelo colocar en el arbolito cualquier manualidad que hagan en el colegio alusiva a la Navidad, y les da un toque cálido y hacen sentir importante al niño. 

Este año tienen en su habitación un calendario, donde van moviendo el día, de modo que saben muy bien cuánto falta para el 25 de diciembre, el día más esperado del año. Esto les ayuda a repasar los números y a tener una noción más real del tiempo. 

Visitar Amigos y Familiares para ver sus Nacimientos y Arboles

Todos tenemos una tía que pone un nacimiento enorme y que además no vemos en casi todo el año. Aprovechemos la «excusa» de ver su decoración para visitarla. A los niños les encanta. En mi caso, es una amiga de mami, muy cercana, que es familia para nosotros. Al llegar diciembre, esa visita es segura, pues decora su casa bellísima, y a los niños les encanta.

Hacer Juntos la Carta para Santa o El Niño Jesús

 Una de las cosas que más emociona a los niños en Navidad es «pedir» regalos. Guiemos para que no se trate simplemente de eso. Expliquemos el orígen de por qué la tradición de regalar juguetes a los niños. Recordemos que Jesús nació en un pesebre muy pobre y recibió regalos por su nacimiento. Poco a poco introduzcamos al idea que no se trata  de lo material. Aprovechemos para concientizar a nuestros hijos del consumismo, de repartir riquezas, que no solo unos cuantos pueden tener tanto, y que por ende debemos ser medidos. Expliquemos el daño al medio ambiente, con todo el plástico y desperdicio que se genera. En nuestro propio entorno y en el lenguaje que ellos entiendan aprovechemos esta época para educar. 

Hacer la carta es un momento excelente para repasar la escritura, para invitar a ser medidos, a pedir no solo para ellos, sino recordar a seres queridos y siempre pedir para los que no tienen tanto. 

Una vez ponen la carta en el Arbol, (nunca permito que sea muy larga, pues entiendo no es saludable para ellos, «creerse» que tienen derecho a todo lo que quieran)- «Santa» la recoge una noche cualquiera. Es muy divertido, pues se crea una anticipación y emoción de ver cada mañana si la carta permanece en árbol o ya no está. Anoche recogimos la nuestra… 

Involucrarnos en alguna actividad benéfica

Nunca debe faltar en nuestro año, realizar actividades benéficas con nuestros hijos. Pero nunca nos acordamos, así que en Navidad hagámoslo! Normalmente, en los colegios les piden a los niños donaciones. No lo hagamos nosotros solos. Expliquemos a nuestros hijos que otros niños están enfermos, que no tienen padres, etc. y sensibilicemos su visión. Que salga de ellos qué regalar. Más que la «ayudita» que podamos dar, somos nosotros los que nos beneficiamos de actividades como esas, para enseñar valores, para hacerles notar que «su mundo, no es el mundo». Sin alarmar y de acuerdo a su edad, pero seamos realistas y enseñemos a nuestros hijos cómo otros niños viven. Son esas las cosas que creo que formaran su carácter y harán de su adultez, una más humana y menos vacía. 

En las noches del 24 y del 31 de diciembre donde normalmente nos reunimos a cenar en familia, no olvidemos que los niños también son invitados. Tenemos normalmente muchas cosas para adultos y tendemos a olvidar que ellos son parte importantísima de esta celebración. Tratemos de tenerles actividades para ellos, su mesita si se puede, donde no sientan que no pueden moverse pues romperán las 25 copas encima de la mesa!

Este año tenemos planificado tenerles a los pequeños de la casa un kit de galletas para decorar, hojas de colorear alusivas al nacimiento del niño Jesús, y un espacio para que puedan «actuar», ya sea tocando algún instrumento, o que hagan un poco de teatro.

Feliz Navidad, que el amor y la armonía reine en sus hogares siempre!

Artículo SiguienteMarshmallow Pops. Ideales para cualquier ocasión!