sacar manchas y malos olores en ropa de niños

Tips a la hora de lavar la ropa de nuestros niños. Cómo sacar manchas y malos olores.

La higiene es un aspecto muy importante en la crianza de nuestros niños y en el manejo de nuestro hogar. Como padres nunca está de más saber trucos para “salvar” piezas de ropa y en general saber cómo lograr que las ropitas de nuestros hijos siempre luzcan muy limpias. Especialmente en el caso de los bebés que tienen muchos accidentes.  Aqui te dejo mis tips para sacar manchas y malos olores en ropa de niños.

Les comparto la forma que solíamos lavar la ropa de nuestros hijos cuando eran bebés de modo que no se mancharan con leche, vómitos, y otras cosas!!!

  1. Si una pieza de ropa, pañal, sábana o cualquier otro tejido se ensucia de leche, vómito, comida, medicina o cualquier otra cosa, inmediatamente quitar el exceso y mojarla con agua abundante para tratar de sacar del tejido la mayor parte de la mancha, frotando suavemente la tela de modo que podamos sacar lo que está ensuciando.
  2. Si dejamos la ropa seca por mucho tiempo la mancha se adherirá más al tejido y será más difícil de remover.
  3. Luego de que hayamos quitado con el agua la mayor parte de la mancha, tomar jabón de cuaba líquido o de castilla liquido, preferiblemente y dejar remojada la pieza en ese jabón por alrededor de media hora. Aún cuando no se haya manchado la ropa, es bueno remojar en este jabón la ropa de los bebés antes de lavarla, pues le quita los malos olores, y ayuda a mantener la ropa blanca y descurtida.
  4. Si se trata de una mancha de color profundo, es bueno antes de mojar la pieza poner un producto quita manchas, solo encima de la mancha, y dejar actuar por un rato. Y luego mojarla en una lavaza de jabón.
  5. Excelentes saca manchas caseros son el vinagre blanco y el bicarbonato de sodio. Podemos hacer una “pasta” mezclando ambos productos y con con un cepillo de dientes viejo, frotando suavemente, podemos sacar muchas manchas. Además el vinagre es un excelente desinfectante.
  6. Una vez saquemos la o las piezas del agua con jabón, podemos lavar como usualmente hacemos, ya sea a mano o en máquina (lavadora) con un jabón de lavar ropas para bebés o para ropa delicada.
  7. Es importante que las ropas de los bebés se lave en un ciclo suave, ya que son tejidos delicados y sobretodo por que ya hemos “limpiado” previamente en la lavaza de jabón líquido y habremos frotado el área de la mancha. De modo que no necesitamos una lavada fuerte con la lavadora.
  8. No debemos mezclar en una misma lavada, ya sea a mano o a máquina las ropas de bebé con ninguna otra pieza de adultos, ya que pueden contaminarse.
  9. Igual de importante que la lavada, es el secado de la ropa. Este garantiza que se maten bacterias, ácaros y otros microbios que pueden afectar la salud de nuestros hijos. Inmediatamente la ropa se termine de lavar, es muy importante exprimirla muy bien y quitar todo exceso de agua, a mano o en la misma lavadora.
  10. No es recomendable poner suavizante de ropa a la ropita de los bebés pues suelen tener olores fuertes. Es mejor usar jabones líquidos suaves y con la menor cantidad de olor posible.
  11. Luego de exprimida la ropa, debemos secarla inmediatamente pues de lo contrario tomará olor desagradable, ya sea bajo el sol o en una secadora. Al salir de la secadora, si la doblamos de una vez no es necesario planchar, pues el mismo calor y la doblada correcta la dejan lisa. A menos que sean tejidos más fuertes donde sea necesario planchar.
  12. Es importante si usamos plancha que la misma esté limpia. Algunos productos caseros para limpiar las planchas, son pasta dental y agua de sal.
  13. Solíamos tener una tabla de planchar (venden unas más pequeñas, muy prácticas de guardar) solo para la ropa del bebé, así garantizamos esté limpiecita y no se contamina con otros tejidos.
  14. Es buena idea lavar la ropa nueva antes de ponérsela a los bebés, así como pañales, frazadas, sábanas o cualquier otra pieza que vaya a estar en contacto directo con el niño. En las tiendas las ropas toman mucho polvo y no sabemos la manipulación que han tenido. De modo que aunque huelan a “nueva” es recomendable ponerlas en una de agua con jabón líquido para quitar el polvo y frotar levemente y secar. Tampoco debemos guardar la ropa “nueva” junto a la ropita ya lavada, pues la contaminará.

Espero estos consejos les sirvan y seguimos siendo padres, Un día a la vez…

 

(Imagen tomada de Google Images)

 

Artículo SiguienteYa estamos en Navidad! Reflexiones varias. Ideas de Regalos. Ideas de actividades con la Familia.