caída del cabello

Para la caída del cabello durante el período post parto…

Es normal y parte del proceso natural de nuestro organismo la caída del cabello luego de dar a luz. Suele ocurrir unos meses después del parto. Básicamente, es un tema hormonal. Durante el embarazo los niveles de estrógenos están más elevados y esto contribuye a que el cabello se vea más brilloso, más sedoso, más fuerte. En algunos casos, para mamás que tienen el pelo tendente a graso, es negativo, pues se les pone demasiado grasoso.

Al dar a luz, los niveles hormonales empiezan a descender y a ponerse todo «en orden». El crecimiento del cabello suele detenerse y notamos una caída importante de cabello. No debemos alarmarnos, pues es algo que pasará.

Les cuento una anécdota que creo me ayudó mucho a que perdiera muy poco cabello, por no decir nada, con mi segundo bebé (con el primero noté una pérdida de cabello, aunque nada alarmante, pero sí se me cayeron por un par de meses).

Siempre tenemos en el baño shampoo Head and Shoulders, pues es el que usa mi esposo. Sin darme cuenta compré uno para la caída del cabello. Lo usé durante el post parto, ya que salí poco de la casa y casi siempre me lavaba el cabello en la casa, no en el salón de belleza. No sé si tuvo que ver, pero no perdí cabello y diez meses después, aún tengo el cabello como durante el embarazo. De hecho, lo tengo más largo que nunca. Me recorto las puntas cada tres meses aproximadamente, pero el cabello no para de crecer.

No es seguro que el shampoo haya sido el responsable de mi buena suerte, no es nada científico, pero se los comparto por si acaso les funciona! Lo que sí es científico y que debemos practicar, para este caso, y siempre, es llevar una buena alimentación.

Sobre todo en el período post parto, cuando muchas estamos lactando, cuando empleamos mucha energía en el cuidado del bebé, no tenemos mucha oportunidad de dormir, la alimentación balanceada y rica en vitaminas es muy importante.

Consulta tu médico, pero suelo seguir tomando las vitaminas que tomaba durante el embarazo, algunos meses después del parto, para «ayudarme» un poco.

 Algunos tips para que el proceso sea más llevadero son:

– Aliméntate sanamente, incluye en tu dieta muchas frutas y vegetales que aporten vitaminas a tu organismo. La biotina es especialmente buena para contribuir con el cabello, las uñas y la piel; aumenta la producción de queratina.

-Consumamos alimentos que nos aporten esas vitaminas del grupo B, ácido fólico, y los que tengan vitaminas A, C y E, que ayudan con la producción de colágeno. La lista de alimentos es larga, pero algunos que podemos consumir para esos fines son: hígado, huevos, pescados, guisantes, la soja, el germen de trigo, brócoli, las semillas (nueces, cajuiles, almendras), aguacate, cereales integrales, papas, espárragos, tomate, naranja, remolacha. En fin, muchas FRUTAS, VERDURAS Y CEREALES…

– Mantenernos hidratadas siempre. Mucha agua, si es mineral, mucho mejor;

– Tratar de evitar químicos en el cabello durante el embarazo y el período post parto (tintes, alisados, etc.);

– Cortar las puntas frecuentemente también ayuda, pues fortalecemos la hebra;

– Utilizar shampoo suave y de bajo PH, preferiblemente hecho a base de elementos naturales, como frutas, aloe vera, almendras, etc.

Ten paciencia y no te mortifiques por el tema, pues es pasajero. Cuídate Un día a la vez…

Artículo SiguienteLas Niñeras de nuestros hijos. ¿Cómo elegirlas? Lista de obligaciones.