Receta de Muffins de Maíz

Receta de Muffins de Maíz. Perfectos para desayuno o para las loncheras…

Hoy les comparto esta rica y fácil receta, que acabo de preparar y cocinar en 35 minutos. Es ideal para que tus niños la lleven de merienda al colegio o para desayunar. Espero disfruten estos ricos Muffins de Maíz.

Puedes hacerlos siguiendo la receta base, o añadir cualquiera de estos ingredientes (1/2 taza):

  • tocineta cocida en trozitos;
  • queso Cheddar rallado;
  • queso Parmesano rallado
  • granos de maíz de lata, previamente colados;
  • puerro picadito.
  • cualquier otro de tu preferencia!

Muffins de Maíz (salados, para 12 muffins tamaño regular o 24 mini- muffins)

Ingredientes

1 taza de harina de maíz amarillo (Mazorca, Goya, Pam.. la que prefieras);

1 taza de harina de trigo todo uso;

2 cucharaditas de polvo para hornear;

1/4 tazas de azúcar

1 pizca de sal;

1 huevo grande;

1 taza de leche;

1/2 taza de mantequilla derretida;

 

Preparación

Precalentar el horno a 375 grados. Colocar capacillos a tus moldes para biscochitos. En un recipiente unir todos los ingredientes secos: harina de maíz, harina blanca, polvo para hornear, sal, azúcar. Mezclar. En otro recipiente más pequeño, batir un huevo y añadir la leche y la mantequilla derretida. Mezclar bien. A los ingredientes secos, añadir los mojados y mezclar. En este punto, agregar el ingrediente adicional que hayas elegido, o dos de ellos… Los muffins de la foto, tienen media taza de queso Parmesano rallado. Cuando tengas todo mezclado, rellenar con una cuchara los moldes. Llevar al horno por aproximadamente 15 a 18 minutos, depende el tamaño de los recipientes y qué tanto caliente tu horno. Debes sacarlos cuando al introducir un palillo de madera, éste salga seco, y cuando estén ligeramente dorados por encima.

Cuando estén listos sacar de los moldecitos, dejar enfriar a temperatura ambiente y guardar en un recipiente seco y con tapa. Puedes guardarlos fuera de nevera, para comer dentro de los próximos dos días. Si los quieres conservar para luego, puedes congelarlos y calentar antes de consumirlos.

Buen Provecho!

Artículo SiguienteConsejos e ideas de recetas para niños que no quieren comer