Rico Regalo para Madres, Abuelitas, Tías y Madrinas! Receta de Biscottis de Pistacho y Amaretto.

Sábado víspera del Día de las Madres, la calle está insoportable, no quieres gastar mucho dinero, pero quieres tener un detalle para esas mujeres en tu vida que lo han dado todo por ti, por nuestros hijos- las madres y las que no lo son biológicamente, pero juegan ese papel día a día.

Así que nos levantamos temprano para preparar unos ricos Biscottis, perfectos para acompañar el café o el te. Los Biscottis son unas galletas crocantes italianas, originarias de Prato, Italia, que se hornean dos veces, para lograr esa rica textura, de ahí su nombre. Tradicionalmente se cortan diagonalmente y se pueden hacer de muchos sabores, aunque las originales son de almendras o piñones.

La receta que les comparto en esta ocasión es «Biscottis de Pistacho y Amaretto». Los aprendí a preparar con la chef Arleen Rivera, en el año 2007 cuando daba cursos en su casa. Ahora tiene una fabulosa empresa de catering, Ambrosía.

Para regalarlos en esta ocasión, (pues ya los he hecho antes para regalar y siempre encantan!) conseguí unos tarros que cierran herméticamente, ya que deben estar en un lugar seco para que se conserven. También puedes regalarlos dentro de una taza o un lindo plato. Los niños pueden decorar la taza o el envase:

– con pintura (finger painting) o utilizando stencils, con formas variadas;

– escribir la inicial de la persona a quien lo regalarás;

– forrarlos con soga o rafia para un lindo acabado; entre otras.

Receta de Biscottis de Pistacho y Amaretto  (para 24 galletas aproximadamente)

Ingredientes

1 3/4 tazas de harina (y media taza adicional, para el amasado y la mesa de trabajo);

1 taza de azúcar (pongo media taza de azúcar parda y media taza de azúcar blanca);

1 cucharadita de polvo de hornear;

1/4 cucharadita de sal;

1 taza de pistachos machacados (se puede sustituir por almendras, nueces, pacanas u otros frutos secos);

2 huevos;

1 chorrito de Amaretto u otro licor

Preparación

Precalentar el horno a 375 grados. En un tazón combinar todos los ingredientes secos. En otro recipiente mezclar los huevos y el licor. Echar esta mezcla líquida a la seca. Mover hasta unir. En una mesada limpia y enharinada echar la mezcla y amasar con las manos previamente enharinadas hasta lograr una masa compacta, pero suave. La misma mezcla irá pidiendo más harina, se le puede echar hasta que no se pegue en las manos. Una vez esté manejable, dividir en dos.

Tomar una bandeja para hornear y engrasar con un poco de aceite vegetal. Con una de las mitades de la mezcla hacer un rollo y poner en la bandeja. Aplastar un poco con los dedos. Repetir con la otra mitad de la mezcla y colocar en la misma bandeja dejando un espacio entre ambas, pues crecen un poco al hornearse.

Llevar al horno por 20 minutos en la parte de arriba del horno, para evitar que se quemen por debajo. Pasado ese tiempo sacar del horno y con una espátula plástica despegar la preparación de la bandeja. Con un cuchillo cortar galletas en forma diagonal y dejar enfriar un rato en un «rack» u otra bandeja.

Luego volver a hornear por 12- 14 minutos aproximadamente hasta que tomen un color doradito. Sacar del horno, dejar refrescar y guardar en un envase sellado, en un lugar fresco.

Servir a la hora del café o del té. También son ideales para desayunar con un rico chocolate caliente, o como merienda.

Otras combinaciones que sustituyen el pistacho y amaretto, pueden ser:

Chispas de chocolate y licor de cassis;

Cranberries y licor de naranja;

Almendras y licor de cacao o cafe;

Que tengan un lindo Día de las Madres junto a sus seres queridos, haciendo lo que más disfrutan.

Un abrazo!

Artículo SiguienteGuía para la Obtención del Pasaporte Dominicano de Tus Hijos