Un día muy importante, El Bautizo.

Hace un tiempecito que bautizamos a nuestro pequeño repollo, y no pensé compartir esta experiencia, pues hablar de política y de religión es como demasiado controversial para mi gusto. No pretendo evangelizar a nadie, simplemente estoy muy feliz y complacida de haberle dado a nuestro hijo la oportunidad de pertenecer a algo más fuera de su familia, a dejar que una fuerza superior (para nosotros Dios) lo acoja.

Me siento verdaderamente en paz y bendecida. Tuvimos una ceremonia muy íntima, sincera, donde se sentían las buenas vibras para nuestro bebé. La figura de los padrinos puede sonar como “compromiso social”, pero si los eliges bien, no es así. Todo lo contrario, es ayudarte a descargar la responsabilidad de formar seres de bien, es compartir esa tarea de educar en la Fe, cuando la nuestra por alguna razón esté débil. Creo que no tiene que ser la persona más religiosa que conozcas, ni alguien que se pase el día rezando en una iglesia; deben ser personas con una trayectoria de vida que hable por sí sola, con pensamientos, ideales y valores parecidos a los tuyos. Que el día que faltes, pueda tomar a tu hijo como si fuera propio y criarlo muy parecido a como tú lo harías.

Siento que hemos elegido bien. Mi recomendación: no cometer los errores que nuestros padres quizá cometieron; ¿cuántos de nosotros tenemos un padrino o una madrina que hace años nadie sabe de ellos? o que uno ni se acuerda; y es que fueron elegidos por una coyuntura del momento, por una amistad pasajera quizá, o por compromiso. Nadie puede asegurar el futuro ni garantizar que las cosas se mantendrán en el status quo, pero al menos debemos tratar de elegir a conciencia y con la intuición de padres, que falla muy pocas veces.

Les comparto mi “To Do List” para la celebración del Bautizo. Como todo en esta época, se puede volver algo complicado y costoso, pero todo saldrá con la intención y el amor que le dediques. Si hago algo, lo que sea, quiero que quede lo mejor posible. No para deslumbrar a nadie, ni para competir con nadie, simplemente porque quiero lo mejor para mi familia, quiero impregnar, porque así me nace, el amor que les tengo (y aunque decirlo cuenta y se aprecia, es demostrarlo lo que realmente vale). Así que no quisiera que me malinterpretaran en este y en otros eventos que pueda compartir. Me gusta que las cosas queden bonitas, pues es demostrar cariño, aprecio, y de alguna forma decirle a quienes pides te acompañen, ‘eres importante’. Y no es una cuestión de dinero, sabemos que es necesario, mucho o poco, las cosas no salen del aire, pero se logra tanto con amor y creatividad, que el dinero por sí solo no lograría el objetivo.

Trato de hacerlo todo planificadamente y con tiempo. (Me relajan mucho, de que para cada evento, cumpleaños, bautizo, nacimientos, etc.. hago un plan de negocio, hojas en Excel, presentaciones en Power Point, ¡no es para tanto! pero sí me gusta hacer las cosas con tiempo; porque cuál es la necesidad de uno estar abrumado, si sabemos la fecha desde antes; es mejor tener todo listo y a tiempo. Se ahorra una muchos inconvenientes y muchas sorpresas. Hay tiempo de enmendar cualquier tropiezo en el camino. Los católicos creemos que cuando el bebé nace hay que bautizarlo. ¿Cómo no darle a nuestros hijos, algo que nadie se los puede quitar, aunque pierdan todo, aun a sus padres? Conocer a Dios, comunicarse con El cada vez que su corazoncito esté en duda o triste. NADIE ni NADA le puede quitar ese regalo… “Ah! que son chiquitos y no podemos decidir por ellos”.. Excusa barata… ¿Usted no lo manda a la escuela? No elige actividades en las tardes para ellos? Es igual, uno trata de darle lo mejor. Que cuando crezcan decidan si serán ateos, o que no quieren ser católicos, Perfecto… pero, por ahora, nos toca a nosotros. Bueno, me descarrilé de la organización… volvamos…

Tiempo. Planifique con al menos 1 mes de antelación. Empiece a organizar sus ideas.

– Temas para pensar y decidir:

Fecha tentativa del Bautizo. Considerando las agendas de los padres, familiares más cercanos, padrinos, etc. (no hay necesidad de elegir una fecha en la que un miembro importante en su vida no pueda estar, si se sabe con antelación y puede evitarse.)

Parroquia, iglesia o lugar a celebrarlo. Usualmente debe hacerse en la parroquia que uno pertenece o en otra si se planifica con tiempo y se piden las autorizaciones pertinentes, (nosotros hemos tenido la dicha de habernos casado y bautizado a nuestros dos hijos en la misma iglesia y con el mismo padre oficiante)

Elección de padrinos y madrinas. Puede ser un hombre y una mujer o varios, como a usted le nazca. No hay que llevarse de lo que “hay que hacer”.

Celebración posterior. No “hay» que hacer nada. Pero hasta un té o un café hecho con amor y bien presentado puede lograr el cometido de celebrar y compartir un momento agradable en familia, con el bebé que acaba de recibir el Espíritu Santo y que se ha consagrado. Eso no cuesta tanto, es amor y detalles. O bien una linda recepción, más formal, para quien pueda y quiera hacerlo.

Luego, lo prudente es comunicar con tiempo a las personas que queremos sean padrinos/madrinas de esa decisión. Segura estoy que estarán encantados, pues hemos elegido con el corazón. Debemos proceder a verificar fecha en la iglesia, elegirla y coordinar con los padrinos. Lo bueno de hacerlo con al menos un mes de antelación, es que tanto los padres como los padrinos tienen ese período de tiempo para hacer el cursillo del bautizo. Es importante que los padres hagan el cursillo junto a los padrinos, aunque hayamos bautizado a un hijo anteriormente (dan un año de vigencia para el cursillo). En mi opinión es bueno hacerlo para cada Bautizo, no porque uno no se sepa el tema, es que unifica, nos pone a todos en la misma sintonía, hay un propósito común y es el primer paso de “hacer algo juntos” por esa causa común.

Si vamos a tener una celebración posterior, coordinar disponibilidad, con la fecha del Bautizo.

Al menos dos semanas antes, debemos enviar a la Iglesia donde se celebrará el Bautizo lo siguiente:

– Acta de nacimiento del bebé (usualmente una copia es suficiente);

– Acta de matrimonio de los padres (también aceptan copias, normalmente);

– Certificación o cartilla que demuestre que se ha tomado el curso para el Bautizo, de los padres y padrinos/madrinas.

– Haga una cartita formal para depositar los documentos antes mencionados; llévela personalmente. No es lo mismo hablar con el padre u oficiante, establecer una comunicación previa, pues así mismo de frío como se trató el tema antes, quedará la ceremonia. Usualmente, no piden un pago por oficiar el Bautizo, pero es lógico que una contribución es de orden. Por lo menos para cubrir la electricidad que se utilizó. Cuestión de sentido común, lo que usted pueda y entienda.

Hay elementos que debemos tener disponibles para el día del Bautizo:

 – una vela blanca

– un paño blanco

– la ropa del bebé, blanca o crema

Las tradiciones familiares son muy importantes para mí, le dan a los niños y aun cuando son adultos, un sentido de pertenencia, una reafirmación de sus raíces. ¿Por qué no empezar esas tradiciones? Se logra con cosas sencillas, por ejemplo, mi mamá aún conserva la vela de nuestra primera comunión; qué lindo que tus hijos puedan bautizarse con esa misma vela. o la vela del Bautizo guardarla para cuando a ellos les toque hacer su Primera Comunión. No cuesta nada, solo saber guardar. Lo mismo con el pañito del Bautizo, nosotros tenemos uno que se ha utilizado para los nietos de mi madre; se le borda el nombre y la fecha de bautizo de cada bebé, y es un lindísimo recuerdo, algo que comparten. No hay necesidad de comprar un ajuar de Bautizo para cada bebé, hagan una inversión y guarden para los hermanitos, primos, etc. Así lo hemos hecho, mis hijos y mi sobrino han compartido estas cosas, y espero lo sigan haciendo los demás bebés que nazcan en la familia.

Recordatorios

En cuanto a otros detalles que suelen incluirse en la celebración del Bautizo son los recordatorios y souvenirs. Tampoco son obligatorios, pero es bonito tenerlos, pues son un recuerdo de ese importante momento. No es necesario hacer uno por persona, uno por familia es suficiente.

Les comparto los elementos básicos que debe contener un recordatorio:

-una oración, pensamiento o pasaje bíblico alusivo al sacramento del Bautizo

– el nombre del bebé a bautizarse

– los nombres de los padres y padrinos

– la fecha del Bautizo

– el lugar de celebración

Algunos tips para que el bebé se porte bien y se sienta cómodo:

-tratar de que duerma horas antes del evento, para que esté descansado;
-darle un poco de leche en la misma iglesia minutos antes de la ceremonia, para que esté tranquilo y no llore por hambre;
-si el bebé es grandecito (más de 4 meses), mientras se espera, tener algo con que entretenerlo, una maraquita, un peluche, etc.;
-si sientes que está cansado o incómodo, cambiarlo de posición, o que lo cargue otra persona, para variarle la perspectiva;

No dejen que un momento tan importante en la vida de tu bebé se vuelva un problema y te cause estrés por las implicaciones sociales que todo conlleva. Haz lo que sientas, lo que puedas y como entiendas se ajusta a tu familia inmediata. Los modales y las sinceras intenciones subsanan cualquier situación. Estoy segura que, como en mi caso, que prácticamente solo participó la familia, los amigos entendieron. Una simple llamada, para compartirles que ocurrirá el bautizo, pero que solo asistirán los familiares, es más que válido. Tus amigos se alegrarán que tienes el detalle de compartírselo, te entenderán y te desearán todas las bendiciones del mundo!

El tiempo vuela… ya pasó el Bautizo, en poco tiempo estaremos planificando el cumpleaños!! Pero, seguimos un día a la vez!

Artículo SiguienteReceta de Huevos Benedictinos. Ideas para desayunos en familia.