Niñeras

Las Niñeras de nuestros hijos. ¿Cómo elegirlas? Lista de obligaciones.

¡Amo mi país! Una nunca está sola aquí… no es tan complicado contar con la ayuda de familiares, amigos y empleadas que hacen que nuestro día a día sea mucho más sencillo. Las distancias son cortas comparadas con otras ciudades, y el hecho de que vivamos en un país en vías de desarrollo, como lo es la República Dominicana, nos permite contar con ayuda a un costo muy razonable. En vez de quejarnos (y muchas veces lo hago…aunque al rato recapacito…) demos gracias a Dios, pues somos dichosas. Casi todas contamos con manos que nos ayudan y que nos hacen la carga de llevar un hogar y de criar a nuestros hijos sea mucho menos pesada. Gracias a este sistema, muchas de nosotras podemos ejercer varios roles a la vez, sin tener que elegir. Podemos desarrollarnos en nuestra vida profesional, pero a la vez ser mamás, esposas y todos los otros roles que jugamos, sin tener que sacrificar ni elegir entre ser madres o profesionales. Eso es una verdadera dicha, pero quizá no lo apreciamos, pues es lo “normal” en nuestra sociedad.

A veces escucho amigas hablar sobre el hecho de que no han tenido suerte con las niñeras de sus hijos, que tienen que cambiarlas con frecuencia y creo que, si bien es cierto que no todo el mundo nació para trabajar con niños, -¡pues no es fácil!-,  también entiendo que se puede lograr más permanencia si hablamos y dejamos claro lo que esperamos de ellas. Cada cabeza es un mundo, cada hogar tiene su propia dinámica, su propio ritmo, y es nuestro deber establecer las reglas del juego, pero más importante aún, dedicar tiempo a enseñar.

No pretendamos que una muchacha, que no ha tenido las mismas oportunidades que nosotras, muchas veces con carencias educativas, sociales y hasta de alimentación, venga a resolvernos el mundo. Dediquémosle tiempo, y se devolverá con creces en beneficio de nuestra familia y de la paz y armonía de nuestro hogar.

Confieso que no soy la persona más paciente, de hecho, tengo muy poca paciencia, incluso con mis hijos, y es algo que trato de plantearme cada día para mejorar; pero con el apoyo de mi esposo, y su paciencia, hemos logrado sopesar y poner en una balanza los aspectos positivos y negativos. Hemos podido contar con la valiosa ayuda de las mismas muchachas a través de los ocho años que llevamos de casados. Solo la niñera de Sebas, luego de 4 años, decidió cambiar de rumbo, pero con las demás, tenemos una larga y armoniosa relación. Son parte de la familia y a veces no les demuestro con la frecuencia que se merecen, la importancia que tienen en nuestras vidas.

Nuestras expectativas a la hora de contratarlas y el método que utilicemos para elegirlas, también es un aspecto importante en el resultado. No me parece correcto hacer “entrevistas” en el sentido estricto de la palabra. No creo que una conversación sentada, de tú a tú, es el mejor escenario para descubrir en una persona los aspectos que debemos buscar en una niñera. Es muy probable que la expresión verbal no sea su punto más fuerte, y la descartemos en base a que “no habló” bien. Recordemos que no estamos buscando a una recepcionista. Me parece mucho más revelador, ver cómo se desenvuelven en la casa, alrededor de los niños. Invitémosla una mañana o una tarde, vayamos a la cocina, brindémosle un café, por ejemplo. Si notamos que nos ayuda, quiere fregar o preparar las tazas, ya es buen indicio. Pues es dispuesta. Conversen. Las mujeres tenemos un sexto sentido, lo más importante es que te parezca una persona de buenos sentimientos.

Un buen corazón y la disposición de aprender son suficientes para mí. Pues son cosas que vienen contigo, desde la niñez. Lo demás se enseña.

No pretendamos que sean adivinas. Informemos y demos seguimiento a lo que esperamos de ellas. Para facilitar esta tarea, una lista siempre ayuda. Hago listas para todo… y este caso no es la excepción.

Les comparto la lista que preparé cuando contratamos la niñera de Sebas. La he compartido con amigas y se le han ido agregando cosas… Es solo una guía, imprímanle sus propios deseos y preferencias. Creo que ayuda mucho cuando le ponemos nombre y apellido a lo que queremos. También es una guía para quien le toca ejecutarla. Que no se limite a esto, demos seguimiento. Mostremos, hablemos, enseñemos. De seguro que la relación será mucho más duradera y armoniosa.

Guía de responsabilidades para las niñeras

Obligaciones  (Primeros meses del bebé)

  • Antes que cualquier cosa en la mañana, bañarse, cepillarse los dientes y ponerse uniforme o ropa limpia.
  • Desayunar, necesita energía para hacer bien su trabajo.
  • Estar pendiente si mamá y/o bebé necesitan algo (desayuno, ayuda con el bebé, etc).
  • Si no necesitamos nada, ayudar en los quehaceres de la casa, tales como fregar, hacer desayuno, etc.
  • Mientras el bebé toma el solecito de la mañana o duerme siesta, limpiar su habitación todos los días; sacar la ropa sucia del canasto, desempolvar bien, revisar la sabanita a ver si necesita cambio, barrer y trapear el piso, organizar cualquier cosa mal puesta, etc;
  • A la hora designada para bañar el bebé, calentar el agua para el baño del bebé y preparar el baño (para más detalles sobre el baño del bebé puedes visitar: http://1diaalavez.com/2014/10/al-agua-pato-algunas-ideas-para-facilitar-las-primera-banadas-del-bebe/
  • Durante el baño, estar cerca por si necesitamos algo;
  • Luego de que terminamos de bañar el bebé, deben recoger el baño, enjuagar la bañerita, y secar todo; Limpiar el baño (pisos, paredes, inodoro, lavamanos, etc.)
  • Volverse a bañar después del almuerzo al mediodía y volverse a cepillar los dientes;
  • Es preferible que la madre lave los biberones, teteras (chupetes) y otros artículos relacionados con la leche y con la extracción de leche materna; pero es bueno irlas enseñando para cuando no podamos seguir haciéndolo y que nos lo recuerden si se están acumulando sin lavar.
  • Siempre lavar la ropa del bebé primero con jabón de cuaba líquido para descurtir y después en la lavadora (cíclo de ropa delicada) con jabón delicado para bebé. No ponerle suavizante para evitar alergias al olor. Secar en el ciclo suave de la secadora.
  • Estar pendiente de que el bulto de salir esté completo, a la hora de salir: dos mudas de ropa, pañales, crema anti-rash para las nalguitas, 2 baberos, una frazadita, el cambiador portátil, toallitas húmedas, un juguetito, suficiente leche o comida, dependiendo del tiempo estimado de la salida.
  • Recordar que deben lavarse las manos muchas veces al día. Especialmente, después de ir al baño, si sale de la casa, luego de tocar el trapeador u otro artículo sucio; y siempre, antes de cargar el bebé.

(En otro post daremos algunos tips de organización de artículos en la cocina y la higiene a tener en cuenta en el manejo y preparación de las comidas de nuestros niños y bebés).

Deben tener pendiente:

  • Cambiar la sabanita del bebé cada 2 días;
  • Cambiar su toalla cada dos días;
  • Una vez por semana limpiar las ventanas de la habitación y del baño del bebé.
  • Una vez al mes limpiar el esterilizador (en otro post daremos tips sobre esto);
  • Una vez al mes pasar aspiradora a las cortinas del cuarto del bebe y alfombras si las hubiere;
  • Deben avisarnos cuándo se están por terminar las cosas del bebé, tales como pañales, toallas húmedas, shampoo, jabón, leche, etc.,  Antes de que se terminen, para no tener contratiempos.
  • Limpiar/lavar los juguetes cada 15 días, las alfombras de goma y otros objetos similares con los que el bebé tienen contacto.

También es muy importante que eduquemos a las niñeras y a toda persona que nos ayude en la casa  y que tenga contacto constante con el bebé, sobre su higiene y apariencia personal. No debemos sentirnos avergonzadas de hacerlo, mucho tiene que ver la forma en que lo hagamos. Es bueno indicarles que:

  • Una vez por semana deben limpiarse las uñas con alcohol y cortarlas o limarlas para no aruñar al bebe. No deben usar anillos, reloj, collares, ni pulseras en la casa.
  • Su cabello debe estar recogido y limpio.
  • Evitar el uso de perfumes, cremas y otros artículos con olores fuertes.
  • Recomiendo que  las ayudemos a visitar un médico, para hacerles un chequeo general. Que no tengan infección de ningún tipo.
  • La visita a un dentista es muy importante también. Si tiene caries, deben curárselas. Si no, limpieza al menos una vez al año. (Existen muchos centros del gobierno donde brindan consultas gratuitamente, en algunas casos y cuando no, a muy buen precio). Higiene es salud y estarán en contacto directo con el bebé, de modo que es muy importante para evitar enfermedades. Desparasitarlas, a ellas y a los demás miembros de la familia, es buena idea también.

Mantengamos una comunicación abierta con la niñera de nuestros hijos. Ellas se dan cuenta de muchas cosas, pues comparten mucho con los niños. Digámosle lo bien que hacen su trabajo y recordémosle cómo deben hacer las cosas cuando nos parece que están fallando en algo. Agradezcamos su importante labor. Una tarde libre, un regalito para ellas o sus familias. Cualquier detalle ayuda. Recordemos que tienen en sus manos, a quien(es) más queremos en la vida… Hagámoslas parte de la educación de nuestros hijos. Podemos sugerirles actividades para que jueguen nuestros hijos, de acuerdo con la edad. Leer libros, armar  bloques y rompecabezas, sembrar plantitas, moldear con masilla, jugar con texturas, para los más chicos son algunas ideas. Tratermos de que les hablen, que les enseñen objetos en la casa, colores etc.

Muchas estarán pensando, “es que por más que uno les da, y les enseña no agradecen…” Puede ser verdad, pero estaremos tranquilas de que estamos haciendo lo correcto. Mientras estén en nuestro hogar, hagámoslas parte de él. Dentro de nuestras posibilidades, aportemos a sus vidas, a su educación. Llevemos un poco de conocimiento, de cosas materiales y de amor a sus familias, a través de ellas. Si ven un buen ejemplo de hogar en el nuestro, algo aprenderán y podrán replicarlo en sus casas. Aunque tome mucho tiempo verlo, si todos lo hacemos, estaremos mejorando el mundo… Un día a la vez…

  • Muy interesante tu artículo. Me dio muchos tips para aplicar gracias.

  • Excelente artículo Juliana! ☺️

  • Carolina LLames

  • Givelle De La Rosa

  • Excelente artículo!!

  • Giselle De Peña

    Y esta es la forma en la que el niño considera que la nana es su mamá. Crece viendo a su madre como un complemento importante y al ser lo suficientemente grande para expresarlo, lo oculta inteligentemente. El artículo está excelente en función de los consejos para cuidar del bebé (me parece), pero en algunas ocasiones se hace referencia las niñeras de forma despectiva e incentiva a las madres a delegar demasiadas funciones a las niñeras, tantas que el calificativo de madres, les puede llegar a quedar grande en algún momento.

    • Julianna

      Giselle De Peña gracias por leer nuestro blog y por expresar sus comentarios.
      Saludos.,

  • Monika Harel

    Julianna! Esta es una excelente guía para todas las madres, sobre todo las primerizas que estamos aterrorizadas como yo. También entiendo que esto son sugerencias y todas debemos adoptarlo a nuestro ambiente y necesidades que no son las mismas en todos los casos. Gracias por informarnos con un tema tan delicado

    • Gracias por comentar Mónika. Son sugerencias desde mi perspectiva y desde mi experiencia. Cada hogar, sin duda tiene su dinámica, y solo pretendo aportar desde lo que he vivido. Gracias!

Artículo SiguienteBrownies. Perfectos para cualquier ocasión y para todas las edades.