Brownies. Perfectos para cualquier ocasión y para todas las edades.

Desde niña empecé a apuntar recetas en libretas y cuadernos. Siempre tengo uno a la mano, donde voy escribiendo las recetas que hago. En mi primer cuadernito está apuntada la receta de Brownies que hemos hecho mil veces, la que aún uso hoy día cuando mis hijos tienen actividades o simplemente antojo de comerlos. La página donde está apuntada no me deja mentir, escrita con mi letra de cuando era jovencita aún- está manchada, amarillenta, con rastros de mantequilla y harina. Eso le da la garantía de que está probada!

Ayer los hice para la fiestecita de disfraces del colegio de  Sebas. Tienen la ventaja de que puedes hacerlos en diferentes presentaciones, los clásicos cuadrados, en forma de cupcakes, o mini cupakes, que son un éxito para los niños.

Se las comparto, pues a todos encantan y se hacen bastante rápido. Solo hay que cambiarles la decoración y serán perfectos para cualquier ocasión.

Recetas de Brownies

Ingredientes:

– Una taza y un cuarto  de chispas de chocolate semi- amargo. (Chocolate chips Semi Sweet de Hersheys, funciona, o similar); o barras de chocolate que no sean muy dulces, aproximadamente 210 gramos.

– 1 barra de mantequilla (puede ser con sal, solo que la pizquita de sal luego, sea más pequeña)

– 2 tazas de harina

– 1 taza y un  cuarto (1/4) de azúcar blanca

-1 cucharadita de polvo para hornear

– 1 pizca de sal

– 2 huevos grandes

– 1 chorrito de extracto de vainilla

Preparación:

Es muy importante llevar al pie de la letra la preparación, pues es lo que hace que los Brownies queden mojaditos por dentro, y no “abizcochados”- es decir sobre cocidos y duros…

Lo primero es precalentar el horno a 350 grados.

Preparar una olla en baño maría- poner el chocolate y la mantequilla a fundir. (Cerciorarse de que la olla tenga poca agua y el recipiente encima que contenga el chocolate y la mantequilla sea del mismo ancho, cuestión de que no le vaya a caer agua a la mezcla de chocolate).

Mientras se derrite el chocolate, en otro recipiente poner los ingredientes secos: harina ( es mejor cernida, aunque a veces por rapidez no lo hago y no afecta tanto el resultado), azúcar, polvo para hornear, sal. Reservar.

En un recipiente pequeño, romper los huevos y echarle la vainilla. Reservar.

En este punto, su chocolate debe estar derretido. Retirar del baño de maría con cuidado para no quemarse. Dejar refrescar un poco. Cuando esté fresco mezclar con la mezcla de huevos y la vainilla.

Tomar un recipiente más grande y echar la mezcla de chocolate y huevos. Ir echando la harina y demás ingredientes secos de a poco e ir mezclando con movimientos envolventes suaves, solo para que se una todo. Sobremezclar daña la textura deseada de los brownies. Repetir hasta que quede una mezcla homogénea sin grumos de harina.

Echar la mezcla en el recipiente que haya elegido- puede ser rectangular, cuadrado- (engrasar) o en forma de cupcakes- con capacillos (estos no es necesario engrasarlos). Para los cupcakes uso una manga para facilitar el llenado. Cuando no tengo una, improviso con una funda plástica tipo zip-lock, sellandola muy bien y rompiendo la puntita con una tijera- funciona igual.

Llevar al horno precalentado por 35 minutos- si es un pyrex entero; los cupcakes grandes están en alrededor de 25 minutos y los mini cupcakes, están en aproximadamente 15 minutos.

Les recomiendo probar su horno, pues varía dependiendo si calienta mucho o no. Estos tiempos son en base al mío que calienta bastante.

Nota: a diferencia de los bizcochos, los brownies no pueden salir del horno secos, es decir, si entras un palillo y sale mojado no significa que están crudos, de hecho si sale seco, se sobrecocieron. Al sacarlos y enfriarse ellos se endurecen. De modo que sacarlos aunque pensemos que no “están”, pues es mejor que queden suaves por dentro. Desde que se vean duritos por fuera sacar- aún si dentro, estén mojados aún.

Esta receta es la base- pueden ponerle encima (antes de hornear)- lo que más les guste. A los niños les encanta con M&M. Para los adultos las nueces, ( a la mezcla de huevos y vainilla se le puede agregar licor de cacao, Bailyes, licor de naranja etc.).

Se pueden decorar también con azúcar pulverizada o “frosting” de cualquier color.

Disfrútenlos!!!

Artículo SiguienteRecetas para bebés: Maicena o Fécula de Maíz